Sembrant llavors de resistència i esperança enfront de l’agronegoci

Fòrum de la Via Campesina a Sudamèrica
Rosario, 14 d’agost de 2008

Especial Foro Vía Campesina, Rosario

Como parte de los preparativos de la V Conferencia Internacional de la Vía Campesina, a realizarse en octubre en Mozambique, se desarrolló en la ciudad de Rosario durante los días 10 y 11 de agosto el Foro “Contra el Saqueo y la Contaminación, por la Soberanía Alimentaria”, organizado por la Vía Campesina Sudamérica. A lo largo de ambas jornadas, cerca de mil delegados y delegadas de movimientos campesinos de América intercambiaron experiencias y reflexionaron sobre las consecuencias del modelo de agronegocios y posibles alternativas al mismo. El día lunes las comisiones se movilizaron por el centro rosarino.

 

“El objetivo primordial era unir las luchas de los últimos años en la Argentina, tener a la Vía Campesina sudamericana en Argentina, para dar un paso más en la visibilidad de sus luchas”, afirma Juan Herrero, perteneciente al Movimiento Campesino de Córdoba (MCC- MNCI). Y continúa: “con toda la discusión que se dio sobre el modelo agropecuario en los últimos meses era necesario hacerlo con fuerza, así nace la idea de un Foro abierto que pudiera dar testimonio de la Vía Campesina, que es totalmente diferente, antagónica, a la otra vía del campo entre comillas, que apareció en estos meses. También era importante que los compañeros de Argentina pudieran conocer otros campesinos de otras partes de Latinoamérica, irnos apropiando de esta idea de ‘globalizar la lucha, globalizar la esperanza’”.

 

Si bien las actividades comenzaron el jueves 8, con el Seminario de las mujeres de la CLOC (ver nota aparte), el Foro comenzó el domingo 10 con la llegada al club Libertad de cientos de delegados y delegadas de movimientos campesinos, provenientes de Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela, Colombia, República Dominicana, Haití, Honduras y México. Luego de los discursos de apertura y de una mística (que incluyó “A desalambrar” de Daniel Viglietti y el desfile de las banderas de las organizaciones presentes), se iniciaron los paneles de debate. En ellos, los distintos participantes apuntaron a realizar una caracterización del actual modelo de agronegocios y reflexionaron sobre la crisis alimentaria a nivel mundial, que implica la negación a millones de personas de acceder a los alimentos, perdiendo éstos su valor cultural y transformándose en mercancías, siendo utilizados sobre todo para producir agrocombustibles y alimentar animales. También se discutió acerca de las consecuencias de la profundización del monocultivo, como son la destrucción de la biodiversidad, la contaminación de extensos territorios, el desplazamiento de poblaciones campesinas, el control corporativo y la concentración de la tierra.

 

El segundo día las discusiones de los paneles estuvieron centradas en la posibilidad de articular las distintas resistencias al modelo agropecuario neoliberal y construir alternativas de producción, distribución y consumo de alimentos. Se planteó la vigencia de la lucha por el derecho a la soberanía alimentaria, que de acuerdo a Angel Strappazzón del MOCASE-MNCI implica “una concepción ideológica, política, económica, que tiene que ver con que nosotros, los pueblos, definamos no sólo qué alimentos producir, sino cómo producirlos, cómo empaquetarlos, cómo transportarlos y dónde venderlos”, lo que también incluye la defensa de la cultura y del territorio. En este sentido, se debatió sobre la necesidad de continuar desarrollando una agricultura agroecológica, con formas de producción respetuosas de la naturaleza, y de establecer alianzas entre productores de alimentos y consumidores, tanto del campo como de la ciudad.

 

Por otro lado, el lunes al mediodía se realizaron una serie de actividades en el centro de Rosario, con el objetivo de hacer más visible la construcción de la Vía Campesina.

Por la mañana, se instaló en la Plaza San Martín una feria de producciones de los distintos movimientos, mientras que después del mediodía se realizó una multitudinaria movilización por el centro de la ciudad, que incluyó escraches e intervenciones en las sedes locales de la Bolsa de Comercio, Cargill y la Sociedad Rural. En cada una de las paradas, los movimientos denunciaron la responsabilidad de estas instituciones en el “avance de la sojización, que genera desalojos, hambre y muerte” y exigieron de forma urgente una reforma agraria integral.

 

Una vez finalizada la marcha, los campesinos y campesinas regresaron al club Libertad para el cierre del Foro. Allí se leyeron comunicados del MST de Paraguay denunciando el asesinato de un campesino a manos de un sicario de un terrateniente, del MST de Brasil denunciando desalojos de comunidades indígenas, y se saludó el triunfo de Evo Morales en el referéndum revocatorio realizado en Bolivia el domingo. Para finalizar, las distintas delegaciones pasaron al saludar y realizar un balance colectivo, planteando como objetivo continuar “globalizando la lucha y globalizando la esperanza”.

 

Font:

http://www.prensadefrente.org/pdfb2/index.php/a/2008/08/14/p3899